Publicado:

Dropshipping: Qué es y cómo funciona

Revisado por
Tiempo de lectura:
19 min.

En los últimos años, una innovadora manera de hacer negocios en línea ha empezado a cobrar fuerza. Traducido al castellano sería «dejar caer el paquete», y es que el dropshipping está revolucionando el e-commerce, este nexo entre los proveedores y los consumidores que funciona en parte como marketing digital. Para los productos es la opción ideal para emprender con solo una idea y mínimo capital.

¿Crees que el dropshipping puede llevar a tu empresa al próximo nivel? ¿Tienes una idea y quieres entrar al negocio de dropshipping? Acompáñanos mientras evaluamos cómo funciona y qué usos le puedes dar.

¿Qué es el dropshipping?

El dropshipping es un tipo de e-commerce que se basa en la distribución y sistematización de pedidos para cualquier negocio en línea, en otras palabras, es un método de envío y entrega que permite comprar productos individualmente a través de un proveedor, siendo este último el encargado de enviarlo directamente al cliente final.

La principal característica de este modelo de negocio es que permite a las empresas operar sin la necesidad de tener un stock permanente ni de asumir los gastos que conlleva almacenar los productos, por lo que su rol es el de nexo entre el cliente y el fabricante.

Con el auge de las tiendas en línea este modelo de ventas ha revolucionado la forma de comprar y vender, ya que rompe con el esquema logístico tradicional, encargándose en su mayoría de funciones burocráticas como la gestión de pedidos, cobros o atención al cliente.

Por ejemplo, si buscas crear un negocio que venda libros empleando este método de compra y venta, como dueño de la tienda tendrás que encontrar proveedores que estén interesados en trabajar bajo esta modalidad, y cada vez que una persona realice una compra de algún producto, puedas contar directamente con este intermediario para realizar el envío del producto, bajo ciertas condiciones negociadas.

¿Cómo funciona el dropshipping?

Como lo mencionamos, la particularidad que separa al dropshipping de otros tipos de comercio electrónico es que se caracteriza por ser una forma donde las tiendas no adquieren los productos en almacén, también conocido como stock, a la hora de venderlos; en su lugar, cuando se vende un producto, se recurre a un proveedor mayorista y esta tercera persona es quien envía directamente al cliente final, por lo que el comerciante nunca ve o manipula el producto.

De esta manera, el negocio, que actúa como minorista, adquiere un papel de intermediario en el proceso de venta a través de acuerdos y negociaciones con otros fabricantes que distribuyen los artículos.

En general, dentro de este modelo de negocio se encuentran tres tipos de suministradores:

  1. Fabricantes: los que producen o fabrican el producto, evitando intermediarios en el proceso de compra y distribución.
  1. Proveedores: incluyen los mayoristas, fabricantes o distribuidores de los productos adquiridos para el negocio. A simple vista, es un término que guarda mucha relación con los fabricantes, con la diferencia de que los distribuidores pueden actuar como intermediarios entre el cliente y el fabricante, enfocándose en el almacenamiento y distribución de los bienes, y no de su fabricación en sí.
  1. Dropshippers: pueden ser tanto proveedores como fabricantes, y son los que suministran los productos sin tenerlos en stock.

5 Ejemplos de dropshipping

Dentro del mundo del e-commerce existen en la actualidad grandes proveedores que han triunfado dentro del negocio del dropshipping, ya sea encontrando un nicho muy específico o vendiendo una amplia variedad de productos, destacando en concreto:

1. Big Buy

Se trata de una tienda en línea B2B con gran referencia dentro del mercado europeo por su distribución de productos relacionados con productos de cocina y hogar, así como perfumería, cosmética o salud y belleza.

2. AliExpress

AliExpress es el gigante asiático del dropshipping, ha logrado tener un impacto por su venta de productos al por mayor para tiendas en línea en gran parte del mundo.

3. Amazon

Con más de un millón de empleados a nivel mundial, es una de las compañías más valiosas actualmente y por su tráfico asegurado,  reputación y promoción dentro del mercado, es uno de los portales preferidos a la hora de hacer dropshipping.

4. Bimago

Esta empresa polaca optó por especializarse en un nicho muy específico como es la decoración de paredes, específicamente, la venta de cuadros que ofrece un gran catálogo y personalización.

5. Dark Horse Marine

Esta empresa dedicada a la venta de productos marinos tiene el objetivo de permitirle al consumidor encontrar en una sola página todos los distintos fabricantes de las distintas piezas de equipamiento que necesita.

¡Es hora de votar por tu Pyme favorita! Reconoce el esfuerzo que hacen todas las Pymes para lograr un impacto positivo en el país.
Vota aquí

Ventajas y desventajas del dropshipping

Aunque sabemos que el dropshipping es un tipo de e-commerce que está creciendo a pasos agigantados y el 33% de las tiendas en línea lo han implementado, no es un negocio totalmente seguro y no sería sabio zambullirse de lleno sin hacer su debida investigación.

Si bien es una actividad accesible, rentable y fácil de implementar; también supone riesgos muy reales y si no le dedicamos las horas de trabajo y la seriedad debida podríamos perder nuestro negocio, de manera que no es, bajo ningún concepto, dinero fácil.

Para comprender mejor los riesgos y beneficios, veremos las principales ventajas y desventajas que conlleva el uso del dropshipping.

Ventajas:

  1. Poca inversión inicial: al no necesitar de un espacio físico, pues no es necesario abastecer un almacén, no requiere de una gran inversión para empezar y es el método ideal para iniciar un negocio de forma económica pues disminuye el riesgo de pérdidas económicas.
  1. Amplía tu catálogo de productos: una de las grandes ventajas de este método es que, siempre que cuentes con diferentes proveedores fiables y de tamaño considerable, el stock será mucho más amplio, pudiendo ofrecer una mayor variedad en tus ventas y más personalización de los productos.
  1. Ahorro en gestión de envíos: el uso de intermediarios facilitará el manejo, etiquetado, embalaje y envío de los productos, lo que permite aprovechar el tiempo en otras tareas complementarias que añadan valor a tu negocio.
  1. Escalabilidad: al tener el apoyo de proveedores, el dropshipping te permitirá aumentar tus ventas, sin involucrar mayores recursos financieros u operacionales, lo que en el corto plazo permite el crecimiento potencial del negocio.
  1. Menos gastos fijos: debido a que no es necesario reabastecer el inventario, mantener una oficina y el personal es reducido; los gastos fijos se reducen a los referentes a la web, el hosting, la conexión a internet y los gastos variables producto de las ventas. Por lo tanto, los gastos variables sólo aumentarán cuando las ventas aumenten.
  1. Flexibilidad de localización: ya que se puede establecer conexión con los proveedores de dropshipping y los clientes, un negocio de este estilo se puede llevar a cabo desde cualquier punto del planeta con conexión a Internet, pues todas las tareas necesarias para mantener el negocio próspero, como la gestión y la comunicación con las partes interesadas, se pueden realizar en línea.

Desventajas:

  1. Menor control en la logística: el depender casi en su totalidad de los proveedores puede ser contraproducente ante los posibles incumplimientos de los pedidos o plazos de entrega, por lo que es fundamental trabajar con socios comprometidos y de alta calidad.
  1. Mayor competencia: definir la ventaja competitiva de tu negocio puede marcar la diferencia a la hora de emprender tu dropshipping, ya que al ser un tipo de negocio con un gran crecimiento, la competencia puede ser alta, lo que obligaría a bajar el margen de beneficio para atraer clientes.
  1. Menor margen de beneficio: dependerá del tipo de producto y proveedor, aunque generalmente se depende del margen que este último quiera proporcionar, por lo que la capacidad de negociación y reconocimiento de tu e-commerce es un factor clave para obtener mayores beneficios en la compra y venta de un producto.

Los márgenes de beneficios para el dropshipper suelen venir del 20% de descuento que nos ofrece el proveedor, sin embargo, con la fuerte competencia, el aferrarnos a ese 20% puede significar el fracaso de la empresa.

  1. Dificultad en la creación y posicionamiento de la marca: muchas veces el mérito de la venta se centra en la marca del producto final y no en el dropshipper, por lo que es importante crear una buena estrategia de marca que permita lograr el reconocimiento y la lealtad de los clientes.
  1. Requiere un gran trabajo SEO y SEM: debido a que la competencia podría estar vendiendo los mismos productos y que al ser de un tercero no podemos convertirlos en un producto que tenga alguna diferencia por sí solo, debemos encontrar una manera de posicionar nuestra tienda en línea, lo que significa hacer una fuerte inversión en el diseño de nuestro sitio web y su usabilidad que la separe de la competencia y, sobre todo, el SEO y el SEM.
  1. Es difícil controlar el inventario: hacer inventario de un único almacén es relativamente fácil, pero al trabajar con múltiples almacenes, que a su vez hacen el envío de los pedidos de múltiples minoristas, el inventario cambia muy rápido y los canales de comunicación con los proveedores no siempre funcionan a la perfección y deriva en problemas de sincronización.
  1. Problemas de responsabilidad legal: si bien no suele ser un problema común, vale la pena mencionar que en algunos casos los proveedores no son tan legítimos como afirman serlo por lo que podemos encontrarnos vendiendo mercancía que no está de acuerdo a los códigos o que es de dudosa calidad sin saberlo, lo que significaría un golpe fatal a la credibilidad de nuestra tienda.

Estrategias para incluirlo en tu negocio

De manera que, con sus beneficios y desafíos, el dropshipping supone un modelo de negocio ideal si se busca dar el primer paso para crear tu propia marca. Si aún no sabes cómo hacer dropshipping, sigue los siguientes pasos y recomendaciones para que puedas emprender con tu propia tienda en línea:

1. Encuentra tu producto

Realizar un estudio del mercado ayudará a definir qué producto vender, así como su demanda entre los usuarios, la competencia existente y la rentabilidad del producto.

En general, podemos tomar en cuenta dos aspectos a la hora de definir nuestro negocio: vender productos de distintas categorías, como tienda generalizada, o enfocarnos en un nicho de mercado, por ejemplo, artículos deportivos.

Si tomamos la decisión de escoger un nicho de mercado, debemos cerciorarnos de que reúna las siguientes características:

  • Sin saturación
  • Poca competencia
  • Que exista una necesidad a cubrir
  • Que sea rentable
  • Que tenga la posibilidad de posicionarse rápidamente

2. Encuentra tu dropshipper

Busca negociar directamente con fabricantes y distribuidores oficiales para poder definir los beneficios por ventas. Si se está empezando dentro de este modelo de negocio lo recomendable es contar con más de un proveedor. Es importante que tengas en cuenta aspectos como la ubicación (para evitar problemas de aduanas), las formas de envío y embalaje, y la gestión de facturas y devoluciones; de esta manera se evitarán posibles incidencias en cuanto a logística y comunicación con el proveedor.

3. No depender solo del dropshipping

Los e-commerce más experimentados utilizan el dropshipping como otra herramienta más; crecer desde cero usando solo dropshipping representa un desafío titánico pero se le puede sacar un gran provecho cuando es una pieza más en la estrategia de la empresa. Usar el dropshipping en temporadas altas para no sufrir de overstocking o en artículos particularmente costosos de mantener almacenados, puede darle un empujón a la empresa para encaminarse al éxito.

4. Decide qué plataforma de ecommerce usar

Aunque existen diversas formas de emprender un comercio electrónico, si decides construir una tienda en línea deberás decidir qué software utilizar, como Shopify, Woocommerce, Prestashop o Magento; eligiendo aquella que se adecúe a las necesidades de tu negocio, tomando en cuenta las imágenes y textos a añadir y verificando que el diseño sea responsivo, o responsive, a distintos dispositivos como tabletas, computadoras y teléfonos celulares.

Asimismo, en los inicios del dropshipping es recomendable recurrir a marketplaces como eBay o Amazon, ya que a través de la venta en estas plataformas se contribuye a un mejor posicionamiento de nuestra marca.

5. Selecciona una plataforma de pagos segura

Elige una plataforma de pagos confiable a tu tienda en línea para que tus clientes puedan pagar de forma sencilla y segura, con el método que más les convenga. Mientras más formas de pago ofrezcas, mayores posibilidades de que te compren.

Con Conekta puedes aceptar pagos en efectivo, tarjeta y transferencia en tu negocio en línea, a través de diferentes opciones de integraciones que se adaptan a tus necesidades.

6. No escatimes en la promoción de tu marca

Precisamente, una de las inversiones principales a la hora de emprender este modelo de ventas es en estrategias de marketing para lograr un buen posicionamiento y ganar mayor visibilidad en Internet.

Las palabras clave, distribución de newsletter, creación de blogs y contenido sobre la marca o el posicionamiento de pago a través de herramientas como Google Ads, pueden lograr una mayor captación de clientes en tu marca. 

7. Cuida de tu clientela

Una vez creada tu clientela, es importante mantener claras las condiciones de pedidos y envíos de los artículos con el mayorista. De hecho, dentro del proceso de compra se puede valorar el funcionamiento del servicio a través de encuestas de satisfacción por parte del cliente.

Además de tener en cuenta el feedback, se puede incluir un chat o servicio de atención al cliente en línea que permita mantener el contacto con los clientes en caso de dudas o inquietudes acerca de la marca.

8. Construir una estrategia en redes sociales

Actualmente gran parte del tráfico en línea ocurre a través de las redes sociales y por eso es vital usarlas como plataforma para difundir los servicios que ofrece nuestra empresa. Escogiendo las redes sociales que mejor se adapten al modelo de negocio de nuestra empresa y apoyándonos en influencers y campañas de publicidad, pueden ser un portal por donde promocionar los nuevos productos y dar a conocer las últimas novedades.

Ahora sabemos que el dropshipping puede ser una parte integral de nuestro e-commerce, ya sea enfocándonos únicamente en ser una tienda de dropshipping o incorporando esta herramienta en nuestra empresa de la manera que mejor nos convenga.

En conclusión, si bien tiene sus riesgos como cualquier emprendimiento, la opción de convertirse en dropshipper tiene altas probabilidades de ser exitosa tras realizar el respectivo análisis del mercado y apoyándose en una buena campaña de marketing en línea.

Descubre más ideas para aumentar tus ventas e impulsar el crecimiento de tu negocio en nuestro blog.

Términos y Condiciones Promoción

Todas las marcas comerciales mencionadas en el presente artículo, diversas a CONEKTA®, son propiedad de sus respectivos titulares y no necesariamente tienen asociación o relación con GRUPO CONEKTAME, S.A. DE C.V.

Las marcas comerciales referidas son citadas con el único fin de ejemplificar y describir productos y/o servicios específicos que fueron objeto del presente artículo. La mención de estas marcas no implica ninguna alianza o relación comercial con sus titulares ni desprestigia los productos o servicios que amparan. El presente artículo tiene una intención informativa y no es una oferta de productos ni servicios. No se garantiza la veracidad de la información debido a que puede contener elementos obtenidos de fuentes públicas.

Bibliografía

Escrito por:

Revisado por:

Sigue aprendiendo

Suscríbete para recibir las últimas noticias.